“Las palabras no sirven para nada…”

Jueves 1 de octubre. Conforme avanzaba la tarde, la fila para entrar al Domo de la zona 13 iba creciendo con cientos de fanáticos de playeras negras. El resto bebía cerveza, oía música que salía de los altoparlantes de los vehículos parqueados en los alrededores. Los más desafortunados se arrastraban lentamente en el tránsito de…