La última noche de octubre. El primer día de noviembre.

La mañana del primero de noviembre de 1983, en la casa de mis padres se degustaba el platillo tradicional del Día de Todos los Santos. Era la primera vez que mi madre, quien se había casado con mi padre hacía poco más de 3 años, preparaba el famoso fiambre. Veinticuatro horas después la señora entró…