Querido diario:

Hoy estuve quince minutos llamando a mi gato –a quien no veía, pero escuchaba moverse entre el monte– para que entrara a la casa. No me hizo caso así que entré. El gato ya estaba adentro.
Pasé 15 minutos hablándole a un tacuacín.

10349957_10153554266967501_3998065144112001697_n.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s