La anécdota de Don Lucio

Don Lucio era el albañil de confianza de mi papá. Cuando yo era pequeño, recuerdo que llegaba a hacer varios trabajos de construcción a mi casa. También recuerdo que me decía “canche”, pero nunca supe por qué –mi pelo siempre ha sido castaño… Lo que más recuerdo de Don Lucio es que, una vez, mientras…

Manos felices… y limpias

Es la hora del recreo y más de 200 niños y niñas juegan en el patio de la escuela primaria de Tzanchaj, en Santiago Atitlán. Mientras sus compañeros juegan, Rosario entra al baño a lavarse las manos con agua y jabón. Esta pequeña accion que conlleva tantos beneficios es fruto del trabajo de muchas personas….