Un verdadero rocknrolla lo quiere todo

El miércoles un compañero me preguntó qué le recomendaba ir a ver al cine. Lo miré directo a los ojos, me puse mis lentes oscuros y sin vacilar le respondí con mi mal acento inglés: “RocknRolla”.

Interesante como La Pantera Rosa 2 ha sido promocionada tanto, mientras que Burn After Reading y RocknRolla sólo fueron estrenadas en un par de salas de cine. Para ser sinceros, RocknRolla no era mi primera opción cuando llegué al cine la semana pasada. Hasta el momento no había recibido casi ninguna promoción. La Pantera, en cambio, estaba hasta en las camionetas. Por unos minutos pensé en darle el beneficio de la duda al señor Steve Martin para después compartir con Ustedes, lectores, mis comentarios. Afortunadamente, la cola en la taquilla era larga y lo pude pensar mejor. En el momento que alguien detrás mío dijo “La Pantera Rosa está buenísima, te morís de la risa” decidí entrar a ver RocknRolla. Feliz decisión.

Definir RocknRolla como una típica película de Guy Ritchie no es necesariamente algo malo, especialmente si tomamos en cuenta películas como Snatch o Two Smoking Barrels. RocknRolla incluye todo el paquete: tipos duros, violencia, dinero, drogas, mujeres y un muy británico oscuro sentido del humor. No esperen machetazos y ametralladoras… excepto, tal vez un par. De cualquier forma, la acción está genialmente editada y se mezcla perfectamente en una historia que envuelve y que lo captura a uno desde el inicio. Al igual que Snatch, esta película está llena de situaciones complicadas y aparentes callejones sin salida, que a la larga se resuelven de las formas más inesperadas y originales.

Con el señor Gerard Butler (300), el genial Mark Strong (quien le hace honor a su nombre), un montón de británicos buena onda, unos cuatro o cinco rusos, un par de americanos y la atractiva Thandie Newton (Crash, M:I 2) se completa el elenco de esta genial película.

El soundtrack, obviamente, incluye Rock del bueno: artistas que van desde el clásico Lou Reed hasta The Hives, pasando por War y The Clash. Destaca la canción I’m a Man, original de Bo Diddley con arreglos de Black Strobe.

Las actuaciones, la acción, la trama, la edición, la fotografía, el ritmo, la música; RocknRolla quiere tenerlo todo. Y lo consigue.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s