Un día de 1984 en esta gasolinera…

 

Ya me es imposible pasar a esta gasolinera sin recordar a Vitalino Girón.

Aquí lo asesinaron, a menos de una semana de que yo cumpliera un año de vida, a unos 500 metros de donde vivía mi familia. Otro de los capítulos oscuros de nuestra historia, bien documentado en El rector, el coronel y el último decano comunista, libro de Pilar Crespo y Asier Andrés, publicado por Plaza Pública.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s