Haz que este baile merezca la pena

En un Festival es importante tener en cuenta en qué escenarios va a tocar cada banda. Uno puede acumular horas y varios kilómetros caminando adentro del recinto, en especial uno tan grande como el Foro Sol/Autódromo Hnos. Rodríguez. El escenario Escena Indio albergó a varios de los artistas que quería ver este año en el Vive Latino. Con el horario más holgado, ya pasadas las 17:00 horas del domingo me dirigí a éste para ver a Carlos Sadness.

El catalán se subió al escenario con mucha buena vibra e interpretó varios temas en compañía de su banda. Hace exactamente un año (para la fecha en la que escribo esta nota) me lo perdí por estar esperando a ver a los Arctic Monkeys en otro festival. En el VL, sin ninguna competencia más que la lucha libre, pude ver su concierto casi completo. Además de tener una cabellera envidiable, Sadness tiene muchas canciones tropicales y romanticonas, pero no cursis. Destaco “Amor papaya”:

Eres mi fruta favorita
Te rompes en mi boca
Me llenas de pepitas

El pelo de Carlos Sadness

Lo mas rock & roll de por aquí

José Miguel Conejo Torres, también conocido como Leiva, formó parte del dúo español Pereza. Ahora en solitario, llegó al Vive Latino con canciones nuevas y viejas. Y sin banda. Este concierto en México sería su primera presentación en vivo en el 2020. Al final, el español no quiso exponer a su equipo e hizo el viaje solo con el personal necesario para ofrecer su show en un formato acústico e íntimo. Cabe mencionar que otros (hola, Gustavo Santaolalla) cancelaron su presentación, a pesar de haber estado en el concierto con Soda Stereo el jueves anterior. Una pena, pero no hay reproche.

Leiva

Tanto en Pereza como en solitario, Leiva ha realizado colaboraciones magníficas con otros artistas. En el vive, invitó a Ximena Sariñana, quien subió por segunda vez en el día al Escenario Doritos para cantar “Godzilla”. En la versión de estudio de esta canción también colabora Enrique Bunbury, pero cualquier oportunidad de ver a los tres cantar juntos se desvaneció debido al COVID-19. Bunbury estaba confirmado para participar en el tributo a José José del sábado en el VL, por lo que seguramente estaría disponible para completar el trío , e incluso, para hacer acto de presencia en el concierto de Zoé más tarde ese mismo día.

A pesar de todo, el Festival nos regaló algunos momentos de consuelo, uno de ellos a cargo del mismo Leiva. Tras la cancelación de Vetusta Morla, el madrileño nos regaló una versión acústica de “23 de junio”, canción incluída en el disco “Mismo sitio, distinto lugar” de los madrileños.

Haz que este baile merezca la pena
Yo haré lo propio con esta canción
Y si al final no hay más que comedia
Deja que el río nos lleve a los dos

-23 de junio, Vetusta Morla

Al finalizar, no me quedé con las ganas de escuchar por lo menos una canción de Pereza: “Lady Madrid”, de su genial álbum “Aviones”.

La estrella de los tejados
Lo mas rock & roll de por aquí
Los gatos andábamos colgados,
Lady Madrid

-Lady Madrid, Pereza

El Ska es violencia

El domingo se volvía a presentar 31 Minutos. Después de Leiva pasé escuchando un par de canciones, pero había demasiada gente.

Las cancelaciones por el nuevo coronavirus más relevantes del día fueron Portugal. The Man y Milky Chance. En su lugar, Camilo Séptimo y Moderatto llegaron al escenario Telcel. Como ya había visto a Camilo Séptimo en Guatemala, opté por ir de una vez al escenario donde se presentaría Calamaro más tarde.

Llamar a Inspector “banda de relleno” sería injusto. Pero… la banda mexicana justamente estaba rellenando el espacio en el cartel que Rodrigo y Gabriela dejaron tras cancelar. Con una carrera de unas cuantas décadas, no es de extrañar que Inspector haya atraído a una gran cantidad de público. Un público bastante violento, eso sí.

La primera vez que vi a Inspector en México fue en un festival de Ska en el que se celebraran los 30 años de La Maldita Vecindad. Nunca me habían pateado tanto en mi vida. Imaginen a mexicanos y mexicanas de tres generaciones distintas “bailando” al ritmo de “Amnesia” o de “Pachuco”. El Vive 2020 trajo a mi memoria ese festival. Aunque no estuvo tan violento, sí me aventaron en contra de mi voluntad al mosh pit. Nada peor que un mosh pit de ska. A todo esto le sumamos que empezó a lloviznar. Afortunadamente llevaba mi capa y pude disfrutar la música de Inspector que aunque no lo había mencionado, siguen siendo muy buenos.

Sé que es tarde ya
para pedir perdón
Sé que es tarde ya y lo siento

-Dedicado a cualquier fan del Ska que pudo haberse ofendido. Por favor ya no me pateen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s